WHITE GOD

Título original: Feher isten (Dios blanco)
Año: 2014
Duración: 119 min.
País: Hungría.
Director: Kornél Mundruczó
Guión: Kornél Mundruczó, Viktória Petrányi, Kata Wéber
Reparto: Zsófia Psotta, Sándor Zsótér, Lili Horváth, Szabolcs Thuróczy, Lili Monori, Gergely Bánki, Tamás Polgár, Károly Ascher, Erika Bodnár, Bence Csepeli, János Derzsi
Género: Drama.
Sinopsis: Una nueva ley política da preferencia a los perros de raza frente a los mestizos, a los cuales el Estado les impone un tributo. Lili se ve obligada a abandonar a su perro Hagen. En esta situación distópica, los cánidos se convierten en protagonistas de esta historia.

OPINIÓN:

En este período de inestabilidad política en el que se debate el poder entre los altos cargos, siendo el pueblo sufridor de sus consecuencias y  apelando muchas veces a una necesidad de renovación o “de despertar” de la sociedad, en FilmoVet hemos querido compartir una de las películas que refleja de una forma peculiar esta situación. Se trata de White God (Feher isten), un film húngaro  del año 2014 dirigido por Kornél Mundruczó (Semilla de malda), el cual recibió el Premio Un certain regard en el Festival de Cannes de ese mismo año.

white-god-trailer

Una nueva ley política da preferencia a los perros de raza frente a los mestizos, a los cuales el Estado les impone un tributo, provocando un desbordamiento de perreras en todo el país. Lili, una niña de 13 años se ve directamente afectada por la situación, ya que su fiel compañero Hagen (cuya traducción es “el del mundo de abajo”), es una mezcla de labrador. Ante esta situación sus padres deciden que  debe deshacerse del perro y el propio padre lo abandona por las frías calles de Budapest, por lo que aquí empieza la difícil pero no menos emocionante aventura de la niña para encontrar a su perro, paralelamente a la de Hagen, que se une a un grupo de perros ambulantes que le ayudarán a sobrevivir y a conocer la cara más amarga de la sociedad en la que vivimos.

La película se adentra en los rincones más  controvertidos de la sociedad, representando el papel de los perros como una minoría de cualquier índole, ya sea social, racial, sexual o de género. No es casualidad que la película haga alusión al “Dios blanco” (White God), ese serwhitedog superior que  creemos que somos los humanos y que nos lleva a pretender manipular a todas las especies que habitan en el planeta. Muestra de ello es el maltrato que sufre Hagen obligado a participar en violentas e ilegales peleas de perros, cuyos amos se lucran sin importar el sufrimiento que ocasionan a los animales, explotados y sin derechos por el mero hecho de ser considerados  inferiores.  ¿Reflejo de una sociedad capitalista, opresiva e injusta?

Es significativo el papel de las perreras abarrotadas de amigos peludos que tan bien conocemos los veterinarios y en definitiva los amantes de los animales, como metáforas de esa opresión que sufren estas minorías; pero también  desde donde se debe empezar a cocinar ese cambio en la sociedad, esa revolución necesaria para que estos dioses se frenen y podamos disfrutar de una vida más justa y beneficiosa para todos.

En definitiva, una película emocionante, repleta de metáforas,  y con una hermosa referencia  al uso de la música para amansar a las fieras.

white_god

2 comentarios sobre “WHITE GOD

Agrega el tuyo

  1. Dicen que el perro es el mejor y más fiel amigo. ¿Es está relación recíproca? ¿Es el hombre el mejor amigo del perro? El director juega en todo momento con las referencias cruzadas. Un flautista de Hamelín moderno. Cada plano nos acerca a la tensión del cine de terror de autor (Los pájaros, Hitchcock). Sin abandonar esa parábola ética hilo conductor del film: una llamada de atención ante la persecución de la inmigración, del distinto. La película es tres en uno: fábula moral, alegoría política y thriller de acción. Pero sobre todo es sencillo, directo y animal.

    Me gusta

    1. Probablemente no es el mejor amigo que el perro podría tener, pero somos su único amigo, para lo malo y para lo bueno. Hay que intentar que la balanza se incline hacia lo bueno y en muchas personas este es el caso. Muy buen comentario Raquel, además me gustaría llamar la atención sobre un hecho del que apenas se hace referencia en la mayoría de críticas. Y es que el protagonista es un perro y no debemos olvidar que hay una preferencia abusiva casi elitista por los perros de raza, que lo tienen mucho más fácil a la hora de encontrar dueño y que es esto también algo que debería cambiarse y pienso que es lo que pretende en parte esta película.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Armonías de Cine

Cine y algunas cosas más.

Lector Mal-herido Inc.

you are so cute when you are frustrated, dear

Antro-poemas

Sigue la última estrella y quédate en la noche

filmovet.wordpress.com/

Películas sobre veterinarios. Películas para entender y amar la veterinaria. Animales en el cine.

A %d blogueros les gusta esto: